Salvem l’Estació del tren
de Sant Feliu de Llobregat
Plataforma ciutadana en defensa del patrimoni històric col·lectiu de Sant Feliu


Castellano |  Entradas | Manifiesto 2019 |  Dictamen

L’Estació de Sant Feliu de Llobregat

Puja al tren per salvar una Estació amb 165 anys d’història!

L'arribada del ferrocarril l’any 1854 va comportar grans canvis a la nostra ciutat en la millora de la mobilitat, en la industrialització i en el comerç i d’intercanvi econòmic amb les altres poblacions, així com en la fesomia de la ciutat que es va expandir agafant com a eix vertebrador l’Estació del ferrocarril amb l’obertura de nous carrers. Ja des dels primers moments l’Estació es va convertir en el nou pol d’atenció del poble ja que tenia una intensa activitat comercial.

L’edifici de l’Estació té tres cossos, el central més gran s’utilitzava de sala d’espera i s’accedia a través d’un passadís des d’una de les naus laterals un cop comprat el bitllet a les taquilles. A la nau on avui hi ha el bar hi havia l’habitatge del cap d’estació. L'estació de Sant Feliu sorprèn per la forma en arc de mig punt de les seves portes i finestres de la façana del costat de l’andana. En el moment de la seva construcció un altre element que va cridar molt l’atenció fou l’arquitectura que seguí els models arquitectònics anglesos de l’època i la riquesa dels materials emprats per a la seva construcció i decoració.

Actualment l’edifici de l’Estació de Sant Feliu és, juntament amb els de Sant Andreu Comtal i Cornellà de Llobregat, el més antic de Catalunya i d’Espanya que es conserva en funcionament dels inicis del ferrocarril.

dimarts, 23 de novembre de 2021

Sant Feliu condena su histórica estación a la desaparición (La Vanguardia)

Los participantes en la consulta organizada por el Ayuntamiento se decantan por integrar algunos elementos patrimoniales en la futura estación soterrada en lugar de construir una réplica del edificio centenario


David Guerrero
Llegir a La Vanguardia


La ciudadanía de Sant Feliu ha escogido mediante una consulta que la actual estación del ferrocarril desaparezca y no sea replicada en otro lugar de la ciudad. Las obras de soterramiento que empezaron este verano obligaban a tomar una decisión sobre el futuro del edificio histórico, construido en 1854. Pese a ser una de las tres estaciones más antiguas de España (junto a la de Cornellà y la de Sant Andreu Comtal), la reconstrucción solo la han defendido uno de cada cuatro participantes en la consulta.

El grueso de los votos (4.599 frente a 1.651) se ha decantado por la integración de algunos elementos patrimoniales en un espacio memorial dentro de la futura estación soterrada, que se construirá en los próximos años en el lugar donde se encuentra el edificio ahora ya oficialmente condenado a la piqueta.

En la consulta han participado 6.299 vecinos, el 16,2% del censo de mayores de 16 años empadronados en la capital del Baix Llobregat. La cifra es "todo un éxito" para una ciudad de este tamaño, según Núria Arbussà, subdirectora general de procesos electorales de la Generalitat. En los municipios más pequeños se puede conseguir una mayor participación. En cambio, la consulta de la Diagonal en Barcelona, hace once años, se quedó en un 12%.

Una rambla con el tranvía y árboles

En la votación también se ha escogido el modelo urbanístico a desarrollar sobre los 30.000 metros cuadrados ganados sobre las vías. El escogido responde al nombre de 'Rambla Major' y consiste en una gran rambla con un paseo lleno de árboles que acompaña el paso del tranvía y crea nuevos puntos de encuentro y espacios urbanos a ambos lados de la actual cicatriz urbana.

El proyecto ganador lo ha sido por muy poco margen sobre el segundo, 'El passeig del Samontà', que ha obtenido 2.601 votos frente a los 2.790 del ganador. Menos ha gustado 'El gran verger', con 828 apoyos. Los tres proyectos sometidos a votación tenían sus particularidades pero la filosofía de fondo es la misma: más verde y más espacio peatonal donde ahora hay un muro. "Ha ganado Sant Feliu porque todo esto es una oportunidad para construir colectivamente el futuro de nuestra ciudad", resume la alcaldesa, Lidia Muñoz.

En los próximos días se iniciará el proceso de adjudicación de la propuesta ganadora, que se llevará tres lotes por valor de 400.000 euros en los que se incluye el anteproyecto urbanístico y la redacción del proyecto global. A partir de esos documentos se adjudicarán y desarrollarán las diferentes actuaciones urbanísticas sobre el espacio ganado al ferrocarril una vez acabe el soterramiento, unas obras que justo han empezado este verano y que tienen un plazo previsto de más de cuatro años.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada